dimecres, 4 de novembre de 2015

Reflexiones en torno al AMORDEPABLO

"Si no tengo amor, no soy nada." Carta de San Pablo a los Corintios 13:1 (I)

" Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o un platillo que retiñe.

Aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de trasladar montañas, si no tengo amor, no soy nada.

Aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, no me sirve para nada.

El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad.

El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

El amor no pasará jamás.

Las profecías acabarán, el don de lenguas terminará, la ciencia desaparecerá."

Evidentemente Pablo no habla del amor que conocemos nosotros. No habla del amor que une a las parejas y que bendicen las religiones. No habla del amor de los matrimonios. No habla Pablo del amor que empalaga tantas canciones y llena de lágrimas de regustito agridulce acompañadas de palomitas de maíz y cocacola las salas de lo que el viento se llevó. No habla del amor que se convierte en desamor.

Pero no os preocupeis.

Si sois capaces de soportar unos días el último deseo de suicidio a causa de un desamor - inventado - y de soportar un poco más el sufrimiento gratuito a causa de un dolor sentimental también inventado pronto os hablaré del amor de Pablo.

Os hablaré del amor de Pablo y vereis que toda esa machaca sentimentaloide no tiene otro objetivo que el hacer sufrir y que os rasqueis el bolsillo para buscar cierto alivio.

Y sobre todo y fundamentalmente, para soportar, para sustentar, para alimentar, a costa de tanto sufrimiento, el consuelo que dan las fes y las religiones.





"Si no tengo amor, no soy nada." Carta de San Pablo a los Corintios 13:1" (II)

Mi motivación incluye también la preocupación por otro enorme sufrimiento. Es el sufrimiento de una parte importante de hombres y mujeres que viven el amorcomonosotrosloentendemos como negación. Me refiero a esas personas, hombre y mujeres que han optado por la religión como forma de vida. Ellos son víctimas igualmente de ese sufrimientoacausadelamor. Pero en este caso, el análisis de ese sufrimientoacausadelamor es más complejo. Es más complejo especialmente por dos razones fundamentales : i. porque se produce como consecuencia de una negación al amorcomonosotrosloentendemos; ii. porque, paradójicamente, viven el auténtico amor-amistad (Pablo a los Corintios) – el que yo propongo como amor verdadero - como amordeDios.

Esta doble vivencia del amor como negación y a la vez como sublimación provoca, según creo, una tendencia a la idealización que tiende a proyectar el afecto en seres puros e inocentes – los niños, idealmente confrontados con la impureza mujer - que normalmente componen el entorno de muchos sacerdotes y religiosos dedicados a la enseñanza. Este afecto está obviamente condenado de antemano al fracaso a causa de las restricciones de la moral.
No hablo aquí para nada, de momento, de sexo. Ni obviamente tampoco hago aquí ninguna apología de la pederastia. Tan sólo hago un esfuerzo de comprensión de la problemática emocional de las personas que privan a sus corazones de la clase de amor socialmente aceptada. Mi objetivo es entender porqué entre personas de tan alto nivel espiritual y cultural se producen tan frecuentemente esos afectos hacia el niño moralmente no aceptados. También, puntualizar que aquí – en este punto - solo estudio los afectos – insisto, no al sexo – y sólo a los afectos de las personas que viven en religión.

"Si no tengo amor, no soy nada." Carta de San Pablo a los Corintios 13:1 (III)

Hoy quiero empezar con una cifra : 360.307.
Esta es la cifra de jugadores no ocasionales del último trimestre de 2014 para los juegos online. La estadística da más de 1.500.000 jugadores ocasionales. ¿Qué quiere decir esto? Sencillamente que, como siempre, la mayoría disfruta de los placeres y de las curiosidades de la vida sin mayores problemas. Hay más de 1.500.000 personas que en alguna ocasión durante el último trimestre de 2014 han apostado en los juegos de azar online. Hay más de 1.500.000 personas que no han caído en la trampa. Eso es estupendo. Pero a mí lo que me preocupa no son esas más de 1.500.000 personas sino las 360.307 que han vuelto a jugar y se han convertido en jugadores habituales.
Con casi todo en la vida pasa algo parecido. No sólo con el juego. También con el deporte, con la prostitución, con los placeres de la mesa, con la droga. Absolutamente con todo hay una mayoría de personas que disfrutan agradablemente y razonablemente de las cosas. Pero también en todo hay un grupo de personas que no disfrutan de esos placeres sino que, por el contrario, sufren, precisamente a causa de lo mismo que es causa de placer para la mayoría.
Esas son las personas que a mí me preocupan. Sería impresionante si conociéramos la cantidad de personas que disfrutan de la droga. No se divulga – y no voy a ser yo quien haga apología de la droga -, pero una gran cantidad de drogadictos – generalmente drogadictos ricos – no tienen ningún problema con las drogas. Disponen de suficiente cantidad de dinero para comprar la mejor droga y para pagarse, cuando lo deseen, un mes de desintoxicación en los mejores centros del mundo. Lo mismo puede decirse de la prostitución en los dos ámbitos : profesional y cliente. ¿Porqué no decirlo?

Con todo pasa algo parecido. Algo en algo tan inocente como los placeres de la mesa, todos lo sabemos, hay personas – anoréxicas y bulímicas – que no pueden disfrutarlos.

Con el amor pasa también lo mismo. Indudablemente, como en todo, también en el amor, hay muchas personas que disfrutan agradablemente y razonablemente del AmorComoNosotrosLoConocemos.

Esas personas me dirán que mi crítica carece de sentido. Que ellos son felices. Mi objetivo ahora es demostrarles que son felices, indudablemente, pero no a causa de ese AmorComoNosotrosLoConocemos. De la misma manera que los económicamente pudientes disfrutan de la droga, pero no a causa de la droga sino, justamente lo contario, a causa de poder disponer de suficientes recursos para solucionar eficazmente los problemas derivados de la droga.

Voy a demostrar, ahora, que aquellos que son felices y que disfrutan agradablemente los placeres del amor no la hacen gracias al amor sino precisamente, por el contrario, porque disponen de los recursos materiales y no materiales – espirituales – para poder solucionar eficazmente los problemas derivados del amor. Aunque entraré más de lleno en la cuestión posteriormente anticipo que el dinero y la religión son los recursos materiales e inmateriales más eficientes en la solución de los problemas derivados del amor. Lo que dicho de otra manera y como ya se ha apuntado antes. La economía de consumo y las religiones son las principales beneficiarias de la problemática sentimental en la que nos sumerge el AmorComoNosotrosLoConocemos que más adelante demostraré finalmente que es una versión falsificada del AmorDePablo.

"Si no tengo amor, no soy nada." Carta de San Pablo a los Corintios 13:1 (V)
Hoy festividad del Corpus Christi y mientras a escasos metros de donde me encuentro se celebra el máximo homenaje de la fe católica no puedo por menos que reflexionar sobre :
"Cómo es posible que la Iglesia Católica bendiza con el sacramento del matrimonio el acto de amor más egoísta que humanamente se pueda producir. El actor de amor más transformado en una parodia de intereses económicos. Cómo es posible que los que más saben sobre el amor porque lo practican aunque muy mediatizado por las creencias y más lo han estudiado bendizan un amor para toda la vida sabiendo que eso no existe en la realidad humana. Sinceramente me llama la atención que la Iglesia Católica que hoy celebra uno de sus máximos homenajes a la fe, bendiza un amor que casi siempre acaba en tragedia cuando se quiere prolongar más de lo que da de sí. Un amor que los más afortunados resuelven a costa de miles de euros y los menos a costa de enormes sacrificios personales. Y sobre todo del enorme sacrificio que este estado de las cosas provoca en los seres más inocentes : en los hijos de los matrimonios que se separan. Siempre he pensado que los desequilibrios emocionales y el sufrimiento que normalmente acompaña al proceso de divorcio es aceptado por las instituciones religiosas como una especie de castigo divino a causa de los pecados de los padres. Me gustaría que aquellos que tienen la suerte de aceptar la continuidad de su amor de por vida - que no sean ricos ni creyentes - me contradijesen y me demostraran que estoy equivocado. Que se puede ser feliz con un amor para toda la vida. Siempre existe la excepción que confirma la regla. Quería terminar con una preciosa cita sobre el amor de Pedro Juan Gutiérrez en su "Trilogía sucia de la Habana" pero no le encuentro. Otra vez será.

divendres, 27 de juliol de 2012

Dedica las vacaciones al amor.

Dedica las vacaciones al amor. Pero que no te hagan sufrir por ello.
Mira esto a ver qué te parece...: http://www.scribd.com/doc/101204102/Mitologia-sufrimiento-y-amor.

Por eso, mozuelas locas,
antes que la edad avara
el rubio cabello de oro
convierta en luciente plata,
quered cuando sois queridas,
amad cuando sois amadas;
mirad, bobas, que detrás
se pinta la ocasión calva.
¡Que se nos va la Pascua, mozas,
que se nos va la Pascua!

 (Luis de Góngora).

Yo añado que :

Yo confundo la vendimia con el otoño, 
anuncio de la edad dorada,
de arrugas que sugieren sexo gran reserva...
(Xisco Bernal)

dijous, 24 de març de 2011

Proemio


Proemio.

«A la que me inspiró el Amor e hizo nacer de nuevo alas a mi alma. Y me dejó volando tan cerca de los dioses como jamás había soñado. Para que no se sienta culpable de nada.

Para que tú, querido lector, querida lectora, me ayudes, con esta lectura, a pagar – aunque sea mínimamente - la deuda que tengo con ella. Deuda que, sin embargo, nunca podré pagar del todo : pues va creciendo, día a día, a la par que mis alas y la altura que, gracias a ellas, alcanzan mis vuelos cerca de Eros. 

Y con esa deuda y ese pago construyo, a la par, y en su memoria, un templo más maravilloso que el Tajmahal. Pues su belleza y su grandeza dorada se reflejará no en el agua cristalina de un bellísimo estanque sino en tu alma y tu mirada, querida lectora, querido lector, si te hago un poco más feliz con esta lectura.»

Introducción.

No sé porqué pero a todos los poetas nos da por hablar del amor. Yo también he sucumbido a esta agradable tentación.

Pero nunca me he sentido atraido por esa poesía romántica que enlaza los atardeceres- por otro lado bellísimos – con los amanceres y los cantos del ruiseñor o de la alondra- todo ello bellísimo, ciertamente - y las caricias y los labios.

Me ha parecido una poesía 'facilona'. 



Leonora Carrington dice que el sentimentalismo es una forma de cansancio...” (1)


La mayoría de las cosas que los poetas han escrito o cantado sobre el Amor, parecen haberlo hecho como si estuvieran de broma o de juerga con él. Son pocas las ocasiones en las que han dicho algo en serio, sea con la fuerza de la razón y el pensamiento, sea que el propio Amor les ayudara a alcanzar la verdad.” Decía Plutarco en el primer siglo de nuestra era.(3)

Por otro lado me ha parecido como devaluado el sentimiento amoroso enlazado con la indudable belleza de la naturaleza. Porque para mí ese sentimiento és mucho más. Es el sentimiento que nos permite apreciar belleza. Porque bello sólo es lo que amamos. ¿Transformamos en bello lo que amamos? Yo creo que si pues nunca ha existido en criterio único para la belleza. El amor es anterior a la belleza, por eso afirmo que el amor es anterioral arte. Es decir, que el arte sin amor, sencillamente no existe. Yo, como artista, he antepuesto siempre el amor al arte. Y me ha ido muy bien. Por eso no he entendido nunca esas contradicciones tan frecuente entre las grandes figuras del arte, de la danza o del teatro entre la vida pública y la privada. Es decir, entre sus afectos como persona y su afecto por el arte. Ya creo que esta fue la gran tragedia de María Callas.

Podríamos seguir como Ovidio, en "El arte de amar":

“ Si en la ciudad de Roma alguien no conoce

el arte de amar que lea mis páginas
y ame ilustrado por mis versos.

sino fuera porque mi pretensión va más allá que proporcionar unas técnicas de seducción . Sin embargo, estoy de acuerdo con el planteamiento general de la obra del gran poeta romano, pues,

¿De qué sirve, Pasifae, ponerte

preciosas vestiduras, si tu adúltero
amante desconce el valor de sus riquezas?

El mismo Ovidio compondrá un tratado de cosmética.

Y además ¿De qué sirve el amor si no somos capaces de gestionarlo con inteligencia? Nos abocará a la tragedia. O más a la tragedia que a la felicidad. Cuando no tiene porqué ser así. Los sabios griegos parece ser que se ocuparon preferentemente de las grandes cuestiones. Los romanos con un espíritu mucho más práctico - indudablemente inspirado en la femeneidad del matriarcado y en un materialismo dialéctico todavía desconocido - proponían sencillamente normas para hacer bien las cosas, para que salieran bien. Sin ocuparse excesivamente de los principios. O quizá, sólo del principio de estar a gusto en la vida. Lo que no es poca cosa.

El desamor.

Fundamentalmente, lo que aquí vas a encontrar es que “Catón el romano decía que el alma del que ama vive dentro del alma del amado «aunque yo preferiría decir que en la del amante está entera por completo la del amado». Plutarco, Sobre el amor, 759.

Es decir, que la suerte, la felicidad la tiene el que ama, más que el que es amado. 


Y que por tanto no existe el desconsuelo del paraklausíthyron, del desamor (Nota1). Quiero decir que si existe el desconsuelo, el sufrimiento del desamor, es por algo que no tiene nada que ver con el amor.




Description de l'aimant,
par Pierre Le Laurrain De Vallemont


Cuántas lágrimas, cuanto sufrimiento, cuantos suicidios se habrían evitado de comprenderse esto. Y que desesperación... después, para tantos románticos, cuando quede claro que todo lo que sufrieron obedece a otras causas que nada tienen que ver con el Amor.

Afrodita es un regalo que nace de la espuma marina.
Quizá por eso amar rima con mar y con dar.
Si lo hacemos rimar con llorar es porque estamos tristes.
Si lo hacemos rimar con necesitar es porque estamos necesitados.
O acomplejados.
No es porque amamos.
Porque Afrodita es un regalo.

Notas.

-1.- El amado se lo merece todo sin embargo, porque él /ella ha despertado el vuelo de tu alma hacia las alturas de Eros, hacia la belleza, hacia la felicidad. Y en ese todo que tienes que ofrecer a esa persona maravillosa que te ha depertado el amor está incluido el desamor. Es decir, la posibilidad de decirte adios algún día. Más aún, le tienes que ofrecer la posibilidad de que no te haga ni puto caso ningún día.

-2.- No sé si es justo lo que voy a hacer si no fuera por la cantidad de sufrimiento que se puede evitar en el futuro. Toda la música, toda la poesía sobre el amorcito, sobre solo tuya, para siempre, todo lo que tengo es tuyo, no soy nada sin tí....

Me da escalofíos pensar que voy tirar por la borda todo esa producción de arte-basura, de amor-ficcion, de música-basura cuando descubra que toda esa poesía y toda esa música hablan de falsos sentimientos, excitan sentimientos basura, que nada tienen que ver con el amor. Y que en el fondo solo preparan para la tragedia del desamor.

Sin embargo habrán muchos amantes tan 'románticos' que les apetezca sacrificarse en esa tragedia. Ya veréis más adelante que el «componente masoca» de ese 'romanticismo' es un de los atractivos para muchas personas mediocres. ¡¡La Iglesia bendice el sufrimiento!! Pero esas “muchas personas” - que son la mayoría, para ser claros -, no son los que me interesan. A mí los que me interesan y para los que trabajo son otra minoría. Los más sensibles, los más vulnerables.

La mayoría viviran ese 'romanticismo' en el amor y ese 'desamor' con relativa tranquilidad. Incluso con algo de morbo mediocre y autocomplaciente. Y de victimización. Por eso no me interesan. Son los que disfrutan con el romanicismo. De lo «cursi». En valenciano decimos de la «coentor». De esa música. De esa poesía sentimental – no sé porque sentimental me recuerda lo de semental, decirmelo por favor si alguien ve alguna analogía -.

Yo trabajo para los que sufren de verdad con el romanticismo. los que sufrirán de verdad con el autoengaño del desamor o incluso se suicidarán - por cada seis mujeres se suicidan 35 hombre después de un divorcio (2)-.
Ellos y ellas son los que me interesan. La «carne de cañon del romanticismo»® - disculparme pero quiero el copyrigth de esta expresión -. (Mira Amor y romanticismo).

Bibliografía.-
-1.- Entrevista con Elena Poniatowska, EL PAÍS, Babelia, 19.03.11, pg. 4.
-2.- “El sexo de los dinosaurios” documental TVE2, 10/04/11
-3.-  Plutarco, Sobre el amor, traducción y edición Antonio Guzmán Guerra (Ed. especial), Espasa Calpe, 1990, Madrid. 


dilluns, 21 de març de 2011

El Amor y el saber hablar-saber hacer.

O lo que los griegos llamaban la retórica.


Merece un punto aparte por su importancia el tema amor y retórica. Y no se crea que es superflua la asociación.


Ovidio en «El arte de amar» expone un conjunto de habilidades sociales para la seducción gran parte de las cuales podríamos enmarcar en lo que nosotros entendemos por retórica. Es decir, el arte de expresarse correctamente de acuerdo con la finalidad que perseguimos. En nuestro caso la seducción.

También los especialistas se han preguntado desde siempre que hace un tratado de retórica en «Fedro», el Diálogo de Platón, que habla de la belleza y de amor. Mira Fedro.doc.

Pues aquí tienes la respuesta, no de un especialista erudito, sino de un modesto amante del Amor y de la Belleza : el «saber decir» en el amor para Ovidio y para Platón, son tan importantes para el amor como el mismo sentimiento. El saber decir y su consecuencia : el saber pensar. Recuerda que griegos y romanos llamaban bárbaros a los extranjeros pero ellos eran realmente muy 'bárbaros' a pesar de la sofisticación de su cultura. (Mira Amor y Sociedad).

Y ese «saber decir» esta indisuloblemente unido – eclécticamente unido – al «saber hacer», que es lo mismo que el «saber pensar». Los sofistas fueron los primeros teóricos materialistas-dialécticos del conocimiento: el pensamiento se confecciona con las palabras - las palabras dichas, oídas y/o leídas -.

Y nadie que sepa expresarse bien – y pensar bien – podrá actuar mal. El que actua de acuerdo con la maldad es que no ha aprendido todavía.

Y podemos concluir que si los amantes de corazón pusieran en práctica la mitad de los consejos que Ovidio da en «El arte de amar» a los amantes 'por seducción', tendrían muy bien garantizada la armonía de su convivencia.

Amor y Conocimiento.-


Cuando encuentro novedades en lo que ya me conozco ' de memoria' es cuando pienso que realmente estoy aprendiendo. Es decir, cuando coloco lo que ya sé tan lejos que me permite seguir descubriendo cosas nuevas que tengo más cerca. Cuando el paseo de cada día me parece nuevo, me descubre sombras y luces nuevas es que mis ojos – es decir yo mismo – voy siendo más.

De momento no sé qué relación tendrá eso con el amor, pero intuyo que la tiene, como todo en mi vida, - quizá tenga algo que ver tambien con el Alzheimer -. Es decir con las mentes que son obligadas a perder toda capacidad de asombro, de ignorancia, en resumen de aprender. Es decir, con las mentes que 'son obligadas' anormalmente en la cotidianeidad a recordar forzosamente. Con lo que pierden la capacidad natural de olvido. O lo que es lo mismo, de recordar selectivamente – léase memoria afectiva o emocional : esto ya tiene algo que ver con el amor -.

Y con un@ mism@. Pues al fin descubrir cosa nuevas en lo que ya se sabe es descubrir cosas nuevas de nosotros mismos, conforme al oráculo de Delfos : «conócete a tí mismo».

Es decir que estamos vivos. Y en este senido el Alzheimer podría ser la somatización de la muerte emocional de la persona.

Sócrates dijo que el que aprende es como el que recuerda (Fedón, 72d) lo que el alma ya sabía en otras vidas. Yo os digo que el aprende no es que recuerde, aunque pueda parecerlo. Es fácil la confusión. Porque lo que hace en realidad es explicarse lentamente, con detalle, todo aquello que le dió la vida, de golpe, en los primeros años de la vida.

En realidad es como decía Sócrates un parto. Pero en el sentido de la comprender tu parto real. Cada alumbramiento particular. De comprender el momento en que saliste del cuerpo de tu madre y viste la luz por primera vez. 

Esa luz que vieron tus ojos por primera vez. Y que a lo largo de la vida deseas saber cómo se produjo. Porqué se produjo. Qué era aquello tan descomunal que se produjo, - que se introdujo -, en un ser tan débil, tan pequeño, tan insignificante. Esa luz que vas buscando toda la vida.

Hay quien no busca, nada. Pero si estás aquí, leyendo esto no eres de es@s. 

En realidad, deseas recordar-conocer lo que para tí – sólo lo que para tí - fue importante en esos primeros años de tu vida de la historia de la humanidad. Comprender ese misterio, - no hay otro, no hay otras vidas -. Eso que dejó fascinados nuestros pequeños ojitos.

No sé qué tendrá esto que ver con el amor, pero me da que mucho. Ya lo descubiremos más adelante. Alguien tiene alguna idea? Quizá que ese parto consciente – intelectual, del alma – se va produciendo a lo largo de la vida? Y que nunca acabamos de comprenderlo del todo? Y que nunca acabamos de nacer, mientras que lo que nos preocupa es la muerte? O quizá también que la fascinación descomunal del nacimiento es un proceso que dura también toda la vida y que a pesar de todo seguimos siendo tan pequeños, tan vulnerables, tan débiles. Y cada vez más...10/04/11.


Y a la vez la traducción racional de la mitología. Mitología ante la que nos sentimos igualmente muy pequeños, como recien nacidos. Y quizá por eso nos empeñamos en conocer el mito. Inútilmente deseamos conocer a los dioses sin que nadie nos los presente. Y nuestra historia del conocimiento podría ser la historia de la racionalización del mito que empezaron los primeros filósofos y historiadores griegos(Nota1).

Y nosotros la continuamos. Preferimos conocer, interpretar el mito a sentir el mito desde “la piedad y la filosofía”(Plutarco, De Isis y Osiris,11,355c). Preferimos iluminar el mito con la luz fría de la razón, en vez de hacerlo con la más cálida del corazón. Como lo hicieron millones de nuestros antepasados para no enloquecer ante la sinrazón del placer y del dolor.

Nota 1.- “La búsqueda se ejerció fundamentalmente sobre
los mitos transmitidos por Homero y Hesíodo. Comenzó en
el s. VI con los presocráticos y se constituyó formalmente con
Teágenes de Regio (s. VI), Anaxágoras, Demócrito, los sofistas
y los cínicos. Adquirió su pleno desarrollo con los estoicos, que
llevaron muy lejos el esfuerzo de racionalización científica de
los mitos, y continuó practicándose cada vez más entre los-historiadores
como Evémero, Paléfato, Diodoro y Estrabón, los
neoplatónicos y los neopitagóricos.”(1,29).

Bibliografia.-
-1.-Plutarco, Obras morales y de costmbres (Moralia), VI, Isis y Osiris, Diálogos Píticos, Edición de F. Pordomingo y J.A. Fernández Delgado, Gredos, 1995, Madrid. (.../lectures/Plutarco/Plutarco – Isis y Orsiris.pdf).


El Amor y el Odio.



La mayor ventaja del Amor es que no puede recibir ninguna ofensa de parte de los hombres o de los dioses, y que ni dioses ni hombres pueden ser ofendidos por él, porque si sufre o hace sufrir es sin coacción, siendo la violencia incompatible con el amor.” Platón, El Banquete. (Nota2).
 


El amor no correspondido : el nacimiento del odio.

¿Existe mayor incongruencia que pensar en un amor que ha de ser correspondido?

Y sin embargo la clave del amor en pareja es precisamente el amor
correspondido.

¿Quién puede imaginar un amor que después pone la mano?

¿Quien puede pensar en un amor que espera una recompensa?

Sin embargo en ese absurdo se fundamenta el amor de la pareja.

El Amor te descubre la belleza. Pero no la del otr@. Sino la tuya que se refleja en el/la amad@.

Cuando te enamoras has sido bendecido por Eros, flechado por Cupido, o santificado por Dios, como prefieras enfocarlo. Pero lo importante es que comprendas que has sido tú. No el/la amad@. El que se enamora es el afortunado.

No merecería añadir una palabra sino fuera porque en ese absurdo está el origen
del odio.

Y el odio sí que es un problema importante. Y hay que dedicarle toda la atención
que merece. Porque el odio nace de la espectativa antinatural del amor en pareja.

De la espectativa que crea la moral de que el amor pasa después la bandeja.
Y aquí tenemos de nuevo la cita de san Agustín : “Love is essentially love for
someone
.” Y de esa trágica mentira nace el odio entre los seres humanos.
Intencionadamente he prescindido aquí de las deformaciones que el yugo al amor
provoca en el sexo. (Nota1).

Notas.-

-1.-
Eso merece capitulo aparte, - el sexo y el delito -. Un capítulo que posiblemente no escribiré nunca
pues no deseo acabar como Sócrates, como Ovidio o como el mismo Jesucristo.

Y las leyes son especialmente duras en la moral sexual. Las desviaciones
que esas mismas prohibiciones producen retroalimentan mayores exigencias
de dureza. Y a más dureza de las sanciones, mayor gravedad en el índice de
violencia y criminalidad de las acciones. Porque socialmente no funciona el
conductismo - es decir, el binomio premio-castigo, y eso lo saben todos los
especialistas -. Porque los delitos sexuales son un problema social no de los
individuos, - como se presenta muchas veces bajo la presión emocional del delito recientemente cometido -.

El crimen de género aumenta a pesar del aumento de la represión.(1).


Los delincuentes son las primeras víctimas de la perversión del amor VS
sexo. Pero eso no importa. Nada importa con tal de mantener el 'satus quo'. Esta
actitud de auténtica crueldad hacia las víctimas de la perversión del amor y del
sexo queda manifiestamente patente en el tema el aborto.

Se han hecho películas preciosas sobre la tragedia del aborto clandestino y el
absurdo de la prohibición del aborto libre. Yo recuerdo “La casa de las normas
de la sidra” con Michael Caine. Recomiendo la novela. Todavía no, yo al menos
no las he visto, sobre la tragedia de la prohibición de la libertad en el amor.
Aunque todas las historias de desamor y del dolor de la pérdida nos hablan
suficientemente de esa tragedia. Pero paradójicamente su objetivo -'romántico'-
es reforzar la falsedad del concepto «amor para alguien» y consolidar esa
falsedad y el sufrimiento.


-2.-

El Amor es el que da 'paz a los hombres, calma a los mares, silencio a los vientos, lecho y sueño a la inquietud.' Él es el que aproxima a los hombres, y los impide ser extraños los unos a los otros; principio y lazo de toda sociedad, de toda reunión amistosa, preside a las fiestas, a los coros y a los sacrificios. Llena de dulzura y aleja la rudeza; excita la benevolencia e impide el odio. Propicio a los buenos, admirado por los sabios, agradable a los dioses, objeto de emulación para los que no lo conocen aún, tesoro precioso para los que le poseen, padre del lujo, de las delicias, del placer, de los dulces encantos, de los deseos tiernos, de las pasiones; vigila a los buenos y desprecia a los malos.” Platón, El Banquete.

Bibliografia.-
-1.- “El sexo de los dinosaurios” documental TVE2, 10/04/11.
 

El Amor, Creación, belleza y sexualidad.

Hesíodo me parece que ha hecho, con mayor naturalidad, al Amor el
más antiguo de todos los dioses, a fin de que cualquier realidad alcance el
nacimiento gracias a él
.” Protágoras, “Sobre el amor”, 757.


Cuando nos acercamos al amor, a la luz, al calor, a la hospitalidad, a la
solidaridad, a la belleza continuamos la obra de la creación. El problema es
que la destrucción, como se comprende fácilmente es mucho más eficiente
que la construcción y en muy poco tiempo se puede destruir lo que ha
costado cientos de años construir. Y no solo eso sino que existe como una
tendencia a volver al estado de caos primigenio de todas las cosas.

La creación supone un esfuerzo. Esa energía organizada tiene una tendencia innata a
la desorganización y a volver al caos. Por eso el esfuerzo por continuar la
creación ha de ser una questión vital en el ser humano.

Pero todo ello sin perder de vista que todo ese esfuerzo de creación no es
sino una esfuerzo por posponer el placer. No es una renuncia al placer y un
entregarse a una militancia, a una lucha. Es el esfuerzo por crear un hábitat
más confortable. Renuncia al placer inmediato, por otro más consistente,
humano y duradero para cuando la vivienda – el mundo en el que vivimos -, se vaya haciendo más confortable.

El amor y la belleza.-
Como artista siempre he sentido una atracción especial por la belleza. Es lo normal. Pero lo que empezó siendo una educación del buen gusto y de la mirada, ha desembocado en un culto al amor. Pues estoy de acuerdo con Diotima, sacerdotisa de Mantinea, cuando dice que el amor no es el que descubre la belleza sino el que la produce, es decir el que provoca que todo para el amador sea bello :


De aquí, en el ser fecundante y lleno de vigor para procrear, esa ardiente procreación de la belleza que le liberará de los dolores del parto. Porque la belleza, Sócrates, no es, como tú te imaginas, el objeto del amor.

¿Pues cuál es el objeto del amor?

Es la generación y la producción de la belleza.

Sea así, respondí yo.”



El Banquete, Platón, 206 e.

poner foto de la pza esp santo de firenze: la mendiga y la paloma.




Notas a desarrollar:

-1.- No es casualidad que Platón situa en el mismo escenario filosófico – Fedro - la discusión sobre la belleza y el amor.

-2.- Igualmente aparece en el Banquete : “el amor no reside sólo en el alma de los hombres, donde tiene por objeto la belleza, (...)”.

-3.- Yo añado que «Sólo lo que se ama es lo bello. Y que la Belleza es la creación del Amor». Fíjate que no te digo que se ama lo bello, sino que lo que se ama se transforma en lo bello. Primero para el que ama, después para todos. (Eso ya lo dijo Platón capullo...)
Y conforme se va perfeccionando uno en el arte del amor se irá extendiendo ese amor hacia todas las cosas y también la belleza hacia todo lo que existe.


Amor y sexualidad.-

Cuando le preguntaron a uno que era muy amante del placer:

- ¿Qué prefieres, la mujer o los hombres?

contestó:

- Donde hay hermosura, soy ambidextro. “ (3,360)(4,355)(1,110).

El auténtico amante que busca la belleza divina, “si se topa con la belleza visible del cuerpo, se sirve de él como si fuera un instrumento de su memoria; lo acoge con gozo y lo ama y con el placer de su compañía inflama aún más su espíritu.”(1,106).

A diferencia de 'la mayoría de los amantes, tanto de muchachos como de mujeres, persiguen e intentan dar alcance a una falsa imagen de la Belleza, tal como se refleja en un espejo. Pero no pueden asir otra cosa que una mezcla de placer y dolor.” (1,106).


Hi ha en Grècia una sexualitat adolescent homosexual que canvia amb l'edat per la relació hetero. Val a dir, els adolescents, mentre necessiten un pedagògec gaudeixen d'una sexualitat homosexual amb els més vells que alhora són els seus mestres.

S'hi tracta d'una sexualitat amb unes normes esctrictes diríem 'de pudor'. La voluptuositat i la luxuria hi són més pròpies de les relacions amb les dones que amb els jovens. El camí cap la bellesa i la virtut són imposibles amb la dona perque,

Se dice que la belleza es «flor de virtud», pero resulta extraño que las mujeres no produzcan dicha flor ni manifiesten una inclinación natural hacia la virtud. Con gran justicia compuso Esquilo los siguientes versos:

de una mujer joven la mirada ardiente me revela que ha gozado.(2)

(1,111).
Quasi se diria que la tasca reproductiva se deixa als que fracasen en l'amor homosexual.

Bibliografía.-
-1.-Plutarco, Sobre el amor, traducción y edición Antonio Guzmán Guerra (Ed. especial), Espasa Calpe, 1990, Madrid (OP 875 PLU sob, Biblio Hospital).
-2.- Fragment núm. 243 del catàleg de Nauck=421 Mette.
-3.- Fragmenta Comicorum Adesp. de Koch.
-4.- Fragmenta Comicorum Adesp. de Kannicht-Snell.
 



Amor y Autoestima.

¿Es el amor la solución para un mundo de acomplejados?
 
¿Qué buscas en el amor? ¿Dar o que te den?...No pienses mal...cabroncete. Me refiero a darse o recibir un esclavo o esclava en siglo XXI.

Qué pasa si e dicen aaaadddiiiiiiiiooooooossss.

Te encuentras solo o sola?

Porque lo has dado todo o porque no has dado nada y esperabas recibir y que te dieran...pues toma que ya te dan...

¡Cuanta tristeza hay embalsada en ese amor que espera a cambio!

¡Cuánta lágrimas te esperan a la vuelta de la esquina!

Y qué más da si te dicen adiooooosss...

¿Estas preparad@ para el adiós desde el principio?

 ¿Que es poco romántico?

¿Es poco romántico pensar en que todo se acaba?

El grupo fue iniciado en los misterios religiososo de Eleusis a pocos kilómetros de Atenas. Los romanos se debieron quedar conmocionados acostumbrados como estaban a una religión de reglas y rituales convencionales carentes de significado. Los misterios derivaban de una fiesta de purificación y fertilidad : participaban en una representación espiritual de la muerte y la resurrección, que incluía un descenso a los infiernos y una visión de la vida futura. «Aprendimos de ellos los comienzos de la vida y ganamos el poder no solo de ser felices, sino tambien de morir con mejores esperanzas.» Cicerón, De legibus, II,36.(1,119)

Por cada seis mujeres se suicidan 35 hombre después de un divorcio.”(2)


Quien pide correspondencia en el amor, en realidad está pidiendo que le aumentes su autoestima. Que le prefieras a los demás. Que lo selecciones. En resumen que le resuelvas, en mayor o menor grado, su complejo de inferioridad. 

Afrodita es un regalo para el que ama. Si el Amor te convierte en un descapacitado,- pedona -, pero no es Amor. Será otra cosa, sin duda apetecible. Pero, - pedona de nuevo -, no hay nada peor que confundir las cosas.


Bibliografia.-
-1.- Everitt, Anthony, Cicerón, Edhasa, BCN, título original Cicero: A Turbulent Life.
-2.- “El sexo de los dinosaurios”, documental TVE2, 10/04/11.